Máquinas tragaperras 3D

Funciones innovadoras y juegos interactivos

Una tragaperras se considera interactiva si es imprescindible que el jugador tome decisiones  para que el juego avance. Muchos juegos de azar, y particularmente los slots clásicos de estilo Las Vegas, sólo requieren que marques unos límites de apuesta al principio de la sesión.

Luego puedes programar el modo AutoSpin y a partir de ahí la partida transcurre ante tus ojos, sin que tengas que hacer nada más que cobrar las ganancias. Pero con un juego interactivo eso no es posible, porque requiere que selecciones, descartes, o incluso demuestres tu habilidad ante determinados retos presentados en forma de juegos secundarios.

La exclusividad es otro de los rasgos más frecuentes en máquinas con gráficos 3D: nos referimos a historias exclusivas por su estética y personajes, pero también en cuanto a sus funciones especiales. Piensa que el 3D abre una puerta a determinadas áreas de la creatividad de los diseñadores que hasta entonces no se habían explorado en el mundo de las tragamonedas.

Características de los juegos 3D

La línea entre realidad virtual y video slots se hace particularmente fina cuando hablamos de slots 3D: tragaperras que utilizan gráficos de alta calidad y animaciones realistas para dotar a la partida de una trama argumental creíble. Su objetivo es llevar la experiencia del jugador a otro nivel.

En esta ecuación los sonidos ambientales y efectos musicales sonoros juegan un papel muy importante. Refuerzan el hilo de la historia incentivando cada uno de los acontecimientos, y también las sensaciones del jugador ante un premio, la posibilidad de acceder a un bote progresivo o la emoción por una próxima recompensa.

La comodidad es la tercera de las preocupaciones de los desarrolladores de tragaperras con gráficos en 3D: dado que utilizan un software más potente, capaz de generar una pequeña película para el juego, procuran que además sus características sirvan también para que jugar sea más fácil.

Por eso muchas de las tragamonedas de este tipo tienen facilidades extra como la selección del idioma, la opción de poder abrir un chat en directo para comunicarte durante la sesión con otros usuarios del juego…

¿En qué se diferencian los slots comunes de los que están hechos en 3D?

En líneas generales, puede decirse que un slot 3D trata de llegar un paso más allá que uno normal, concretamente una dimensión extra. Un buen ejemplo son los pelajes hiperrealistas de los personajes de juegos como Kitty Glitter. Pero dejando a un lado la percepción visual, lo cierto es que esta clase de máquinas destacan también en otros aspectos.

El primero de todos ellos es el contenido. Que un juego sea en 3D no garantiza que vaya a ser bueno, pero digamos que, ya puestos a invertir una gran cantidad de horas y recursos en el aspecto técnico, los estudios suelen preocuparse de que los personajes y el guión estén a la altura.

Y lo mismo sucede con los mandos, botones y en general toda la interfaz sobre la que el jugador actúa para manejar la tragaperras. Hasta ahora nos hemos referido a todo lo que rodea al juego base, pero además las slots con gráficos 3D se esfuerzan por potenciar su aspecto interactivo, lo que las lleva a estar repletas de pantallas con juegos bonificados.

Desarrolladores punteros del 3D

En la última década algunas de las principales marcas internacionales especializadas en el diseño de tragaperras online, se han destacado sobre el resto en cuanto a calidad e innovación de slots tridimensionales. Los tres nombres más conocidos son NetEnt, PlayTech y Microgaming.

Concretamente, los títulos en 3D de estos estudios se caracterizan por tener unas animaciones al mismo nivel que una película de animación virtual. La comparación llega hasta el punto de que han llegado a usar cuentos infantiles populares como inspiración para sus tragaperras.

Cuando juegas con una de estas máquinas la experiencia es excepcional: te metes literalmente dentro del cuento. Si se les puede poner alguna pega es que quizá no todos los jugadores esperan algo así cuando buscan un slot entretenido para pasar el rato. Obviamente el ritmo de la sesión es diferente, con todo lo positivo y negativo que eso implica.

Esto ha llevado a que desarrolladores tradicionalmente dedicados a diseñar slot para casinos convencionales, como la inolvidable Lobstermania, doten a sus máquinas (y también a sus versiones online) de gráficos hiperrealistas y animaciones.

Digamos que es una solución intermedia entre los juegos de siempre y los de última generación ¿El resultado? Juegos visualmente tan atractivos con Cats o Pixies of the Forest, en los que el giro de los rodillos se mantiene a buen ritmo y la dinámica del juego sigue siendo tan emocionante como siempre.

Requisitos para poder jugar con una tragaperras 3D

Obviamente, como para cualquier otro slot online, lo primero que necesitas es una buena conexión a internet, y un dispositivo con el que conectarte a tu cuenta en el casino. Pero cuando se trata de juegos con un software complejo, a veces también es necesario cumplir otros requisitos:

  1. Que el sistema operativo de tu teléfono (iPhone, Windows Mobile, Android, Blackberry), tablet u ordenador (Mac, Windows o Linux) sea compatible con la versión del juego que ofrece el casino. La experiencia de juego cambia de jugar en una pantalla de ordenador a un móvil o iPad. Porque la mayoría de teléfonos tiene pantallas LCD que muestran gráficos mucho más claros. Además, actualmente hay smartphons que vienen preparados para que actives el efecto 3D mientras juegas.
  2. En caso de que sea necesario, deberás descargarte el software del juego antes de poder jugar. Esto no siempre es obligatorio, pero dependiendo de las características de tu dispositivo puede que sea aconsejable.
  3. Si no hay opción de descarga, o no es necesaria, tendrás que jugar directamente desde tu navegador. Verifica que todos los navegadores son compatibles con el juego y utiliza los recomendados por el operador del casino en las instrucciones. Así te evitarás posibles fallos durante la sesión y cualquier otro problema.
  4. Muchos casinos te dan la opción de probar los juegos antes de apostar dinero real. Esto es muy positivo porque permite que te familiarices con la interfaz y cuando decides jugar con dinero ya sabes qué esperar.

Lo que sucede es que para tener esta última opción la mayoría de operadores te pedirán que te registres en el casino. Si todavía no estás pensando en jugar con dinero real y no quieres perder la oportunidad de disfrutar al máximo del bono por registro, en nuestra página tienes un sinfín de demos para jugar gratis a tragamonedas en español.