Bonus Beans


RTP
96.5%

Volatilidad
BAJA

20 sesiones
Informar de un problema

Otras slots de Push Gaming

Bonus Beans
RTP 96.5%
Volatilidad BAJA

Bonus Beans

En caso de que estés esperando leer una reseña sobre una máquina tragaperras al uso, ya te adelantamos que ese no va a ser el caso. Bonus Beans es toda una rara avis en el universo de las slots en línea, lo cual, por otro lado, no nos sorprende estando diseñada por Push Gaming.

Reconocemos que el nombre no nos dice mucho de primeras, dado que resulta bastante plano. No obstante, ten cuidado, porque esta máquina puede mantenerte pegado a la pantalla durante horas y horas. No porque sea un juego complicado de entender, sino porque es sencillo y al mismo tiempo muy adictivo.

Como quizá hayas supuesto, esta tragaperras está inspirada vagamente en el cuento de Jack y las habichuelas mágicas, en el que un muchacho se encuentra con una habichuela mágica que empieza a crecer y crecer cientos de metros de la noche a la mañana.

Características

Olvídate de todo lo que sabías sobre slots, porque Bonus Beans lo pone todo patas arriba. No hay tambores, sino una cuadrícula de cuatro por cinco que se parece más a un tablero de ajedrez que a una máquina tragaperras. Los símbolos puede que no sean tan variados y elaborados como en otras máquinas, pero eso no tiene nada que ver con la calidad de la partida.

Los símbolos van cayendo desde arriba hasta que toda la trama esté completa, ¡no hay que hacer que gire nada! Los racimos de tres o más símbolos adyacentes ―ya sea de forma vertical u horizontal― te brindarán premios de dinero. Una vez que hayan cumplido con su cometido, se desvanecerán y caerán símbolos nuevos.

No faltan los bonos misteriosos, que se obtienen con las habichuelas verdes. Las azules, en cambio, reparten tiradas gratuitas. Además, cuando consigas despejar el 100 % de la cuadrícula, te llevarás tu apuesta multiplicada por 500.

Selecciona tu apuesta en el menú de la parte inferior de la pantalla y presiona Play para empezar a jugar. Hay una función de juego automático para los más vagos o para los que prefieren desentenderse de la pantalla.

Conclusión

No podemos más que recomendarte que le des una oportunidad a esta creación de Push Gaming. El diseño puede que no sea espectacular, aunque tampoco está nada mal, pero el modo de juego es divertidísimo y peligrosamente adictivo. Te aseguramos que corres el riesgo de quedarse horas y horas mirando la pantalla sin pestañear, ¡te va a hacer falta un colirio!

Como nos tiene acostumbrados, este desarrollador ha presionado un poco más ―aún― las fronteras del género y ha lanzado una slot que sorprenderá tanto a los más clásicos como a quienes busquen opciones innovadoras.


Por favor, desliza hacia arriba...