Regulación Juego Online en Mendoza, Argentina

Regulación Juego Online en Mendoza, Argentina

La Provincia de Mendoza (Argentina) inicia el proceso para la creación de un marco legal que regule el juego online.

La Cámara Alta avala las propuestas presentadas por los senadores Merces Rus y Marcelo Rubio para regular el juego en línea con 36 votos a favor y 1 en contra, tras lo cual el proyecto de ley unificado pasó a ser revisado por la Cámara de Diputados.

“Lo importante es el sometimiento del juego online a un sistema de control. Queremos someter a estos operadores a una fiscalización estatal, también a los cánones de certificación que se establecen a nivel internacional […] Lo que se pretende es saber qué plataformas pueden ofrecer estos servicios en la Provincia, además de quién está detrás de ellas. Decimos que el sistema que se establece es cerrado de licencias y limitado”.

Mercedes Rus

 

Habrá un número máximo de licencias

El sistema de liencias cerrado seguiría por lo tanto el modelo de otras provincias como Buenos Aires, con un número máximo de licencias otorgadas, que se entregarán tras superar un concurso público. Al igual que sucediera en Buenos Aires en su momento, su objetivo es la regulación de un mercado que ya existe, creando un sistema de control que ofrezca garantías a los jugadores, además de exigir responsabilidad social a los operadores.

Registro público de operadores con licencia

La autoridad reguladora al cargo de la emisión de licencias será el Instituo Provincial de Juegos y Casinos de Mendoza, o en su defecto el organismo que lo reemplace en el futuro. Lo hará mediante la creación de un Registro de Títulos Habilitantes de Juego en Línea, de acceso público. También implementará la creación de un registro de Jugadores del Juego en Línea, que recopilará los datos personales de aquellos participantes en la actividad.

 

Quedarán excluídos del marco regulador todos aquellos juegos de azar que impliquen sorteos físicos, tales como tómbolas, loterías, quinielas… independientemente de que utilicen sistemas de captación electrónica para su compercialización, porque ya están regulados por la normativa en vigor.