Hacksaw consigue la licencia de Isle of Man

Hacksaw consigue la licencia de Isle of Man

Internacional, Legislación
El desarrollador de tragaperras Hacksaw Gaming, cuyo catálogo se puede disfrutar desde hace poco en España, consigue la licencia de la autoridad de Isle of Man.

Hacksaw Gaming continúa expandiendo sus juegos, a partir de ahora también a través de la licencia internacional otorgada por la autoridad reguladora de la Isle of Man, un territorio de Reino Unido que al igual que Gibraltar o Alderney cuenta con su propio sistema de licencias de juego online.

Hacksaw Gaming es un desarrollador de juegos iGaming con sede en Malta, que desde mediados de 2020 y durante todo 2021 ha logrado hacer llegar su catálogo de juegos a más jugadores en diferentes jurisdicciones reguladas, principalmente europeas incluyendo España.

Previsiblemente ahora podrá ofrecer también sus juegos desde la confianza que da la licencia de la Comisión de Supervisión de Juegos de Azar de la Isla de Man, para todas aquellas jurisdicciones que aún no tienen su propia normativa. Esta licencia internacional se une a las de Reino Unido (IKGC) y Malta (MGA), con las que ya contaba. Actualmente Hacksaw oferta con un catálogo que supera los 70 títulos y ofrece tres tipos de juegos iGaming diferentes:

  • Tragaperras
  • Tarjetas Rasca y Gana
  • Slots combinadas con Rasca y Gana

Sus juegos se caracterizan por contar con series especialmente dedicadas a las pantallas móviles y un concepto simple pero muy entretenido.

Han comenzado 2022 con el lanzamiento de la divertida King Carrot, dentro de su serie Pocketz. Esta entretenida slot de frutas (y verduras, teniendo en cuenta que las protagonistas son las zanahorias) está diseñada con un toque actual y se juega en una inmensa parrilla 7×7 con opción de compra de bonus. Su premio máximo alcanza pagos de hasta X10.00 la apuesta. Entre sus principales funciones están los modos de giros gratis seleccionables. Mientras, sus planes para el presente año pasan por tratar de duplicar su oferta de juegos.

 

Elena Pérez
Artículo escrito por: