LeoVegas y Push Gaming llegan a un acuerdo

LeoVegas y Push Gaming llegan a un acuerdo

Slots
Gracias al reciente acuerdo firmado, a partir de ahora el catálogo completo de tragaperras de Push Gaming estará disponible en el casino online LeoVegas

 

La presencia de las tragaperras Push Gaming se consolida en el mercado internacional, a partir de la reciente incorporación de su catálogo de slots en el casino online LeoVegas. La marca acumula a sus espaldas varias tragaperras de éxito en el mercado internacional, como Wheel of Wonder, Joker Troupe o Jammin’ Jars, y es famosa además de por la calidad de sus títulos por las garantías que ofrece, con triple licencia internacional de la MGA, la Comisión de Alderney y la UK Gambling Commission.

 

El éxito detrás de las tragaperras Push Gaming

En su décimo cumpleaños (empezaron a producir en 2010) Push Gaming es ya una marca consolidada en los principales mercados europeos, como Alemania, Suecia o Reino Unido. En total 33 de las principales jurisdicciones regladas del mundo.

Con sede en Londres, su objetivo está centrado en la excelente calidad de sus juegos. Dos de sus principales éxitos en la última década han sido el ya mencionado Jammin’ Jars, la fantasía submarina de Razos Shark y la tragaperras de Egipto Blaze of Ra.

Las animaciones son uno de los puntos más fuertes de las slots de Push Gaming, con gráficos inmejorables y efectos sorprendentes. En sus juegos la dinámica que se establece entre giros y premios es capaz de reproducir fielmente las sensaciones de los casinos físicos.

En definitiva se trata de tragaperras hechas para permanecer en el imaginario colectivo durante tiempo y tiempo. Por otro lado, los exigentes estándares de calidad de la marca hacen que sus lanzamientos lleven un ritmo un tanto más lento.

Una función diferente para cada slot

Cada tragaperras de Push Gaming es diferente a las demás porque el estudio hace especial hincapié en el hecho de que todas ellas contengan una función única, que sólo esté disponible en un título de su catálogo.

Elena Pérez
Artículo escrito por: